Prensas de vino. Usos y tipos

Prensas de vino. Usos y tipos

En el conjunto de maquinaria enológica, la prensa de vino es una herramienta que destaca en importancia, porque de ella depende, en gran medida, el resultado final del proceso de elaboración de los distintos caldos.

Las prensas para uvas son máquinas antiguas, ligadas a la propia vendimia, que han evolucionado ofreciendo en la actualidad modelos idóneos tanto para productores profesionales, como para aficionados al mundo del vino.

Independientemente de sus dimensiones, cualquier bodega ha de tener una prensa de vino, ya que, sin ella, no es posible extraer con eficacia el preciado jugo de la uva.

Descubre la relevancia de las prensas de vino en el sector vitivinícola y las características de los distintos tipos y sistemas de prensado.

¿Cuál es la función de una prensa de vino?

La prensa de vino es la máquina que hace posible aplastar la uva para obtener, así, el jugo que guarda en su interior. Generalmente, el prensado se realiza sin llegar a romper las semillas y evitando desmenuzar los hollejos, para intentar conseguir un mosto lo más fino posible, aunque es cada productor quien decide qué presión debe ejercer la máquina según el tipo de caldo que quiera elaborar.

Las prensas de vino pueden utilizarse para exprimir la uva directamente o bien hacerlo tras el despalillado y estrujado del fruto, algo esencial cuando de lo que se trata es de elaborar vinos tintos.

El mecanismo de esta herramienta es sencillo y muy similar en todos los modelos. Las prensas cuentan con una base, que puede ser de materiales como el hierro fundido, el granito o incluso la madera y con una serie de lamas o una estructura cilíndrica que la rodean formando el recipiente donde se hará el prensado, conocido como jaula.

Tienen, además, una tapa o un platillo superior y disponen de un eje central (husillo) que termina en un trinquete o tuerca que permiten que el gran tornillo gire. Con cada giro del eje, la tapa desciende y va prensando la uva o mosto mediante la presión ejercida.

A medida que la prensa trabaja, el líquido extraído sale por la abertura presente en la base y el mosto queda listo para continuar con el proceso de elaboración del vino.

Manuales, hidráulicas o hidroprensas

Son los tres principales tipos de prensas para vino que puedes encontrar actualmente y, para introducirte en el proceso de elaboración de caldos, conviene conocer las características básicas de cada uno de ellos:

Prensas de vino manuales

Por norma general son las de menor capacidad, perfectas para aficionados y pequeños productores. Con ellas, el prensado se realiza accionando manualmente el trinquete que hace que la tapa gire y vaya aplastando las uvas mientras desciende. De la fuerza y velocidad que ejerzas en el giro y también del diámetro del gran tornillo central va a depender la textura final del jugo o mosto que obtengas.

Prensas de vinos hidráulicas

Su funcionamiento es similar a las prensas manuales pero su sistema hidráulico hace posible ejercer sobre la uva una presión muy superior con menos esfuerzo, obteniendo, además, un mosto más homogéneo. Las prensas de vino hidráulicas son una buena opción para producciones de vino medianas, ya que, su sistema hidráulico facilita el prensado, simplemente tirando de una palanca, por lo que, el ahorro de tiempo en la obtención del mosto es considerable

Hidroprensas

Su uso es mayoritariamente profesional y se utilizan no solo en el sector del vino, sino también para obtener mostos y zumos de otras frutas. En este caso, es la presión del agua la que consigue prensar la uva. Una membrana flexible recubre todo el interior de la jaula y al llenarse de agua se expande aplastando fácilmente la fruta que contiene el recipiente.

Además de esta clasificación básica, a la hora de escoger una prensa de vino, ten en cuenta otros aspectos importantes, como el material del que estén hechas: madera (roble, haya) o acero inoxidable, su sistema de trabajo (en vertical o en horizontal) o las medidas de la jaula y del diámetro del eje central, ya que, todos estos detalles marcarán el tipo de prensado, influyendo en las características finales de tu próximo vino.