La agricultura ecológica, ¿una moda pasajera?

¿Agricultura ecológica o moda pasajera?

La agricultura ecológica, ¿una moda pasajera?

Este último año la llamada agricultura ecológica ha vuelto a dar el campanazo y decimos “ha vuelto” porque esta forma de cultivar no tiene nada de nuevo, sino que siempre ha sido la manera más racional de sembrar y recoger sabrosos y sanos alimentos naturales.

En los últimos meses Los foros de Internet se han llenado de consejos sobre agricultura y ganadería ecológica, formación agricultura ecológica, alimentación saludable, aprovechamiento de recursos naturales, cultivos transgénicos, cultivos tradicionales, pesticidas ecológicos, compost y abonos naturales… El interés por la agricultura ecológica no para de crecer así que hemos pensado que sería buena idea escribir un artículo que despejara las principales dudas sobre este tipo de agricultura tradicional, responsable y saludable tanto para el ser humano como para este precioso y castigado planeta azul en el que nos ha tocado vivir.

¿Agricultura ecológica o moda pasajera?

 

En qué consiste la agricultura ecológica

La agricultura ecológica es un sistema de cultivo, un conjunto de técnicas agrarias que buscan explotar la tierra de la forma más natural y menos agresiva posible para el medio ambiente. La agricultura ecológica intenta evitar a toda costa el uso de lo que los agricultores de ciertas regiones de España llaman “los venenos”, es decir, los plaguicidas químicos, pesticidas, antibióticos, fertilizantes milagrosos, etc.

Pero la agricultura ecológica no sólo propone la sustitución de este tipo de productos agrícolas por otros métodos y técnicas menos agresivas para el suelo, los cultivos y el ecosistema, también busca alcanzar otros objetivos tan interesantes como los siguientes:

– Incidir lo menos posible en los ciclos de los cultivos, la llamada estacionalidad.

– Evitar la utilización de productos transgénicos o las técnicas de cultivo que, a la larga, dañen nuestro ecosistema.

– Plantar y cuidar productos nutritivos y saludables que pueden no tener el mismo aspecto estupendo de los lineales de las grandes superficies, pero que están muchísimo más ricos.

Recuperar la tierra agotada mediante técnicas tradicionales como, por ejemplo, voltear la tierra.

Recuperar las zonas agrícolas que hace años fueron abandonadas por una población que quería disfrutar de las enormes “ventajas” de vivir hacinados en una gran ciudad.

– Concienciar a la población de que para seguir disfrutando de los recursos de este planeta tenemos que respetar y cuidar nuestro entorno y al resto de animales con los que compartimos el planeta.

– Conseguir que las nuevas generaciones descubran el placer de plantar, cultivar, regar y disfrutar comiendo sus propios alimentos.

agricultura ecológica

 

Agricultura ecológica, desventajas

Algo de lo que no se habla demasiado ni en las revistas especializadas ni en los blogs de Internet son las desventajas que tiene para el aficionado, el agricultor o el consumidor elegir la agricultura ecológica y sus productos. En Maquinaria de Jardinería nos gusta ser claros como el agua, así que sí que nos vamos a atrever a hablar de las dos principales desventajas que tiene a día de hoy la agricultura ecológica, a ver qué te parecen:

  1. El precio de los productos ecológicos.

Cebollas, pimientos, patatas, calabacines, lechugas, miel, huevos, jamones, quesos, aceite, vino, legumbres, hierbas aromáticas… La lista de productos ecológicos es muy variada, pero todos ellos tienen algo importante en común: su relativamente alto coste para el bolsillo del consumidor final.

Teniendo en cuenta su alta calidad no podemos decir que los productos ecológicos sean caros, pero sí que en medio de la crisis económica en la que vivimos, muchas familias no pueden permitirse el lujo de adquirir este tipo de alimentos.

 

  1. Las dificultades del agricultor ecológico.

En España apenas un 6,5% de la producción agrícola está etiquetada como “ecológica”. Hay varias razones que explican este escaso porcentaje:

– Dificultad para sustituir los baratos pesticidas industriales por medidas preventivas similares, pero naturales.

– Dificultad para vender sus productos a buen precio a las grandes superficies o a distribuidores nacionales e internacionales.

Los productos ecológicos suelen ser más pequeños y tener peor aspecto que sus colegas recién salidos de “fábrica”. Los consumidores actuales no están acostumbrados a elegir por el sabor o la calidad, sino por la pinta que tenga el alimento en cuestión. Así, es difícil para el agricultor vender sus productos en mercados locales llenos de clientes que han olvidado el sabor de una zanahoria pequeña o de un tomate feo y nada brillante.

El tiempo que debe esperar el agricultor para que sus productos puedan lucir el sello de ecológicos es muy largo: dos años para las tierras de cultivo, dos años para explotar el heno o la paja como alimento para ganado ecológico, tres años para explotar como ecológico un viñedo o una explotación de árboles frutales, etc.

 cultivar productos ecológicos


Maquinaria para la agricultura ecológica

Otra de las dudas más frecuentes sobre la agricultura ecológica es el tipo de maquinaria que podemos elegir si queremos implementar este tipo de agricultura en nuestra parcela, campo de cultivo, finca, jardín, huerto urbano, etc. La clave está en elegir la maquinaria que nos permita aprovechar mejor los recursos de nuestra parcela huerto o jardín y que menos contamine tanto en emisión de humos como en emisión de ruidos.

Dos ejemplos:

  1. Las biotrituradoras. Estas máquinas nos permiten cumplir con una de las premisas fundamentales de la agricultura ecológica: aprovechar al máximo los recursos naturales, reciclar y fabricar nuestro propio abono casero. Las biotrituradoras más clásicas son de gasolina, pero también hay excelentes modelos de biotrituradoras eléctricas que no utilizan productos derivados del petróleo para hacer su eficiente labor ecológica.

biotrituradora ecológica

 

  1. Las motosierras de batería. Estas máquinas no utilizan gasolina para funcionar, sino baterías de ión litio que se pueden reciclar una vez finalizado su periodo de vida útil. Estas herramientas no son más caras que las motosierras de gasolina y, además, la contaminación acústica que producen es mínima. Merece la pena probarlas.

 

motosierra ecológica

 

 

¿Conocías todos estos detalles sobre la agricultura ecológica? ¡Deja tu comentario!