Guía práctica para cultivar… tomates

cultivar tomates

Guía práctica para cultivar… tomates

 

Como hacen todas las empresas a finales del año, en Maquinaria de Jardinería hemos analizado las dudas más frecuentes que han ido llegando a nuestro Servicio de Atención al Cliente  durante estos doce meses. Entre las lógicas consultas acerca de desbrozadoras, motosierras, podadoras, cortacéspedes o astilladoras de leña hemos encontrado muchos mensajes preguntándonos por el cultivo de una fruta que parece una hortaliza o viceversa: el tomate.

Cómo plantar tomates cherry, cómo cultivar tomates en casa paso a paso, cuáles son las enfermedades y plagas del tomate, en qué época se plantan los tomates o cómo cuidar las plantas de tomate son algunas de las consultas que hemos atendido, preguntas lógicas que también queremos responder a través de nuestro blog. Así que ahí va nuestra rápida, breve y directa guía práctica para cultivar tomates. Esperamos que te resulte de utilidad.

cultivar tomates

 

Cómo cultivar tomates: los 7 puntos fundamentales

Cultivar tomates no es tan fácil como podemos pensar al ver cuántos enlaces, guías, artículos y consejos encontramos por Internet sobre el cultivo de tomateras. Si nunca has plantado, regado o cultivado nada, no te aconsejamos que empieces por el cultivo de tomates excepto si eres uno de esos valientes que se atreven con todo, claro.

Veamos detalladamente los 7 puntos básicos o fundamentales que te ayudarán a completar con éxito la misión cultivar tomates.

 

  1. La siembra del tomate

El momento idóneo para sembrar tomates dependerá muy mucho del punto geográfico donde vivas. En España, por ejemplo, se suelen sembrar las semillas del tomate durante los meses de marzo y abril o, incluso, empezar a sembrar tomates a finales de febrero. El motivo principal es que los tomates tardan entre cuatro y cinco meses en crecer y estar listos para la cosecha

Los expertos recomiendan sembrar en un semillero de interior (en casa o en un invernadero) y trasplantar con cuidado las jóvenes plantas del tomate cuando los brotes ya tengan tres o cuatro hojitas. Si prefieres cultivar tomates a partir de plantones, recuerda escoger aquellos de tamaño mediano y que tengan buen aspecto en cuanto a color, textura, firmeza, etc.

 

  1. La ubicación final de las tomateras

Puedes cultivar tomates en casa, en un tiesto, maceta o jardinera – o en tu huerto o jardín. Si cultivas tomates en tu balcón, terraza o huerto urbano recuerda proteger las plantas de las heladas y de las bajas temperaturas nocturnas.  Si te decides por el cultivo del tomate al aire libre, lo mismo: elige un rinconcito soleado que esté al abrigo de las bajas temperaturas de la noche, de los fuertes vientos del norte o de declives del terreno que permitan que el agua de lluvia o de riego se acumule, dañe las raíces de las tomateras y haga que las plantas se debiliten y sean víctimas fáciles de las enfermedades y plagas del tomate.

 cuándo regar los tomates

  1. La temperatura ideal para las tomateras

Las tomateras o plantas del tomate son felices en climas templados. Su temperatura ideal rondaría los 18º centígrados durante la noche y los 24 o 25º durante las horas de luz diurna. Como le sucede a las lechugas o a los pimientos, los tomates sufren muchísimo con las terribles heladas, ten esto muy presente si cultivas tomates en macetas de exterior.

 

  1. La humedad y las tomateras

Cuando se supera el  70 % de humedad, las plantas de tomate se convierten en las candidatas perfectas para el ataque de hongos y otras plagas. Esto es importante tanto para preservar las tomateras durante los meses de lluvia como para no regar de más ni de menos nuestras plantas de tomate.

 

  1. Cuánto riego necesita el tomate

Y hablando de agua ¿cuánto riego necesita el tomate? No hay una respuesta exacta ya que dependerá de muchísimas cosas como la temperatura del lugar donde cultives tomates, su variedad, la calidad del sustrato, etc. De todas formas, ten siempre presente que:

  • La tierra de tu tomatera no debe estar seca reseca cual mojama.
  • Si aparecen manchitas blancas en las hojas de la tomatera puede ser por un problema de falta de hidratación.
  • Siempre hay que regar en la base de las plantas procurando no mojar ni las hojas ni los bulbos o futuros tomates.

regar tomatera

 

  1. La tierra de las tomateras

Si quieres disfrutar de esos sabrosos tomates de los que hablan los abuelos, tienes que prestar especial atención al terreno de cultivo. Elige tierra negra rica en nutrientes y que contenga bastante fosfato y potasio. Si puedes abonar con compost casero el terreno del jardín o la tierra de las macetas donde cultives tomateras, mejores resultados obtendrás.

 tierra huerto

  1. Podar las plantas del tomate

Hay una tarea fundamental que debes hacer si quieres disfrutar de una abundante cosecha de tomates: podar. Algunas recomendaciones básicas sobre la poda de nuestras tomateras:

  • La poda del tomate en invernadero o en interior se suele hacer en los meses más templados del año, entre mayo y finales de julio aproximadamente.
  • Antes de podar la tomatera observa cuál es el tallo principal y cuáles son los secundarios. Esta tarea es más difícil si no podas y recortas regularmente las ramitas que van surgiendo a partir de los brotes. Estas ramitas hacen que la tomatera tenga demasiadas ramas y que los frutos, los tomates, reciban menos nutrientes.
  • Es importante que vayas eliminando los brotes, las yemas que suelen crecer en la base de las hojas. De esta forma garantizarás que tu tomatera crezca hacia arriba y que puedas cosechar tomates grandes, rojos y muy sabrosos.

¿Te vas a animar a cultivar tomates el año que viene? ¡Cuéntanoslo!

Cultivar tomates