Estrujadoras. Tipos y usos

Estrujadoras. Tipos y usos

Como se puede intuir por su nombre, una máquina estrujadora es una eficaz herramienta cuyo objetivo es extraer el jugo de una fruta por presión, es decir, estrujándola para obtener, así, los líquidos que guarda en su interior.

Actualmente, los dos tipos más utilizados en el proceso agrícola – industrial son las estrujadoras de uvas y las estrujadoras de manzanas, aunque las posibilidades de esta máquina no se limitan únicamente al aprovechamiento de estas dos frutas.

Si quieres conocer el papel de la estrujadora en el proceso de elaboración del vino o de la sidra y cuáles son las características que la convierten en parte de la maquinaria imprescindible a la hora de lograr productos de calidad, en este post te damos todas las claves.

Estrujadoras de uvas

En la elaboración del vino, el estrujado es el paso intermedio que ha de hacerse después de la limpieza y despalillado de las uvas y antes de su prensado final, que dará lugar al exquisito mosto.

Podríamos decir que la estrujadora realiza una acción similar a la que antaño se lograba con el tradicional pisado de la uva en las cubas. Ahora, las estrujadoras, con su sistema de rodillos interiores, aplastan las uvas en menos tiempo, obteniendo un mayor rendimiento por cada racimo y logrando, además, un mosto más homogéneo y estable.

Hay distintos modelos de estrujadoras pensados tanto para grandes productores profesionales, como para aficionados al mundo del vino que se animan a elaborar sus propios caldos. Todos ellos cuentan con una tolva para la recepción de la uva y con un mecanismo interior basado en rodillos ajustables, que van girando al tiempo que golpean o friccionan contra ellos cada uva para lograr, así, romperla.

Lo más interesante de la estrujadora es su capacidad para hacer que cada uva se abra al ser estrujada sin romper las pepitas de su interior, ya que, si esto ocurriese, la composición y el sabor del mosto podrían verse alterados . Además, la acción de presión que logran ejercer estas máquinas está pensada para dañar lo menos posible los hollejos o pieles de la fruta.

Tras pasar por la estrujadora, se obtiene la pulpa de las uvas ligeramente triturada (no prensada) dando lugar a ese primer mosto que cada productor utilizará según estime conveniente, pasando a su prensado o directamente al proceso de fermentación. Cada vino va a requerir un calibre concreto de estrujado.

Estrujadoras de manzanas

Funcionan de manera muy similar a las anteriores y su objetivo es el mismo: extraer el jugo de la fruta que podrá emplearse para la elaboración de bebidas no alcohólicas o de sidra.

La principal diferencia con las estrujadoras de uvas es que las estrujadoras de manzanas llevan en su interior, junto a los rodillos aplastadores y resto de engranajes, cuchillas cuyo objetivo es trocear la fruta para que resulte más sencillo triturarlas sin aplastar las semillas.

Este tipo de maquinaria suele admitir su uso para el triturado de otras frutas de piel fina y sin hueso como, por ejemplo, las peras. Igual que en el caso anterior, hay modelos de estrujadoras de manzanas para profesionales y también para pequeños productores.

Las estrujadoras de manzanas suelen incorporar, junto a los rodillos y cuchillas interiores, agitadores que hacen que la máquina resulte aún más eficaz en la extracción de los jugos. Algunas, además, también ejecutan la acción de prensado o molienda.

Estrujadoras: detalles importantes

A la hora de elegir una máquina estrujadora, tienes modelos de funcionamiento manual y también mecánico, generalmente por electricidad. Decidirse por uno o por otro depende básicamente del uso previsto, ya que, los resultados obtenidos serán muy similares.

Es importante señalar que para que la estrujadora extraiga los mostos en condiciones óptimas, los frutos deben llegar a la tolva limpios y previamente despalillados (sin ramas, hojas u otros elementos vegetales que han de ser desechados). En este sentido, hay que recordar que hay máquinas despalilladoras – estrujadoras (especialmente de uvas) que aúnan ambas funciones.

También es interesante recordar la importancia de seguir las instrucciones de cada fabricante a la hora de ajustar los rodillos de la estrujadora para obtener, así, el mosto con la textura justa que se desee.

Estos son algunos de los detalles que debes tener en cuenta a la hora de elegir la máquina estrujadora que mejor se adapte a las necesidades de tu producción.