Hoy continuamos con una serie de artículos que está encantando a los seguidores del blog de Maquinaria de Jardinería en Facebook y Google Plus: cómo cultivar.

El artículo de hoy lo vamos a dedicar a dos de las plantas aromáticas y medicinales más clásicas de la despensa mediterránea: el tomillo y el orégano. Hoy descubriremos cómo es la planta del tomillo, cómo cultivar tomillo fácilmente, cómo cuidar el tomillo en maceta, cómo cultivar orégano, para qué sirve el orégano como planta medicinal… Muchas curiosidades sobre el tomillo y el orégano aquí, en tu blog favorito de huerto y jardinería.

como cultivar tomillo y oregano

¿Cómo es la planta del tomillo? ¿Y la planta del orégano?

En los tiempos que corren, pocos de nuestros niños sabrían diferenciar el tomillo de cualquier otra planta medicinal que podemos sembrar en el huerto, en el jardín o, incluso, en una simple maceta. ¿Los adultos sabemos cómo es la planta del tomillo? ¿Y la del orégano? Quizá sí, pero por si acaso, recordemos algunas características fundamentales de estas dos plantas aromáticas tan utilizadas en la cocina y, también, en la botica:

Cómo es la planta del tomillo:

– Es una planta perenne que, bien cuidada, puede llegar a alcanzar los 30 centímetros de altura.

– El tallo del tomillo es leñoso y de color gris.

– Las hojas del tomillo son ovaladas y sus flores son pequeñas, de color blanco o rosáceo.

Cómo es la planta del orégano:

– También es una planta perenne que incluso puede crecer más que el tomillo y alcanzar fácilmente el metro de altura.

– El tallo del orégano es velloso.

– Las hojas del orégano son ligeramente ovaladas o en forma de disco y sus flores pueden ser rosadas o malvas (depende de la variedad)

 

 

Cómo cultivar tomillo en maceta o en jardín

El tomillo no suele dar problemas a los horticultores aficionados ya que es una planta fácil de sembrar, cuidar y  mantener. Como el orégano, el tomillo es una planta aromática con multitud de usos culinarios y, también, medicinales para combatir infecciones, problemas digestivos, etc.

Como cultivar tomillo

Algunos consejos básicos para cultivar tomillo en maceta o jardín:

– Siembra: para tener cuanto antes tu propia planta de tomillo, es mejor que plantes esquejes en lugar de semillas. Puedes plantar tomillo en casi cualquier estación del año, pero como es una planta que responde muy bien al calor mediterráneo, los expertos aconsejan que se plante en primavera o principios del verano.

– Terreno. El tomillo prefiere el terreno árido, calizo y seco, bajo en acidez y, por supuesto, libre de exceso de agua.

– Riego. Uno de los riesgos de que se te estropee tu primera planta de tomillo es que la riegues en exceso. El tomillo aguanta extraordinariamente bien hasta la sequía más dura y prolongada, así que con que lo riegues una vez a la semana o cada diez días es más que suficiente. Si has plantado el tomillo en el jardín y ha llovido mucho, vigila que no se haya encharcado la planta, es muy sensible al ataque de los hongos que crecen con la humedad.

– Temperatura: como la planta del perejil, el arbusto del tomillo es estupendo para climas muy secos y con altas temperaturas. Si cultivas tomillo en una maceta de interior, no te olvides de que debe recibir la luz solar directa todo el tiempo posible. Si vas a plantar tomillo en tu huerto o jardín, elige una zona muy soleada o, por lo menos, que reciba la luz directa del sol durante gran parte del día.

– Herramientas básicas: para cultivar hierbas aromáticas como el tomillo, el orégano o el perejil no hace falta invertir un dineral en herramientas. No obstante, recuerda que el tomillo puede crecer mucho y de forma descontrolada así que no olvides en tu kit de herramientas unas buenas tijeras para podar. Otra herramienta imprescindible que tienes que tener a mano si cultivas el tomillo en el exterior es un buen aspirador de agua, recuerda que el exceso de agua o los terrenos encharcados son los grandes enemigos de esta fragante planta medicinal.

 

Cómo cultivar orégano en maceta o en jardín

Si tienes un rinconcito del jardín especialmente reservado para las plantas aromáticas, no dudes en plantar unas aromáticas semillas de orégano porque darán una fragancia especial a ese rincón del huerto o jardín. Pero si no tienes espacio o prefieres tener el orégano más a mano dentro de casa, no hay ningún problema en que lo plantes en maceta, simplemente tienes que recordar unas cuantas pautas básicas sobre la siembra, la tierra, el riego, etc.

Cómo cultivar orégano

Toma nota:

– Siembra: el mejor momento para plantar las semillas de orégano es cuando la temperatura media ronda los 20 grados centígrados (otoño, primavera…). Procura no sembrar las semillas demasiado profundamente ya que tardarán más en germinar. Si quieres que tu planta de orégano crezca antes, puedes plantar esquejes o plantones.

– Tipo de tierra: el orégano necesita crecer en suelos orgánicos que no tengan un PH superior a 8. Si puedes añadir a la tierra un poco de compost casero antes de sembrar, mejor que mejor.

– Riego: el orégano no necesita de demasiado riego, es más, prefiere el defecto de agua que el exceso. De todas formas, no olvides regar la planta de orégano una vez a la semana o, incluso, dos veces durante los meses del verano.

– Temperatura: a la planta del orégano le encanta la luz directa del sol. Así, si plantas orégano en maceta, procura que todos los días reciba su dosis de luz solar y si plantas en huerto o jardín evita las zonas más umbrías.

– Herramientas básicas: para cultivar tu propio orégano casero sólo necesitarás las herramientas básicas para huerto y jardín que ya te hemos comentado para este tipo de cultivo sencillo y ecológico: tijeras, regadera, pequeña pala, aspirador de agua y de polvo si cultivas el orégano en el exterior… Y poco más.

¿Tienes dudas sobre las herramientas que necesitas para tus cultivos ecológicos? Pregunta a nuestro Servicio de Atención al Cliente.

atención cliente Maquinaria Jardinería

 

Deja tu comentario