Cómo cultivar…Bonsáis

trasplantar

Cómo cultivar…Bonsáis

 

Hace un tiempo, una seguidora del perfil de Maquinaria de Jardinería en  Facebook nos envió un mensaje preguntándonos por las herramientas básicas para cultivar bonsáis. Además de responderla, decidimos anotar la idea de escribir un artículo en nuestro blog sobre este fascinante árbol en miniatura: qué es un bonsái, cómo cultivarlo, qué herramientas necesitamos para cuidar un bonsái…

Así que hoy en el blog Disfruta Cuidando tu Jardín nos adentramos en un reino en miniatura: el de esos árboles que parecen salidos de un cuento de hadas y que, afortunadamente, podemos disfrutar en nuestra propia casa, huerto urbano o jardín.

Cómo Cultivar Bonsáis

Qué es un bonsái

Los expertos aducen que la palabra bonsái procede de un término japonés que podríamos traducir aproximadamente como “cultivar en bandeja”. Este término provendría a su vez de una palabra china mucho más antigua, lo que confirma la idea  que fue el pueblo que inventó la pólvora el mismo que creó hace miles de años el cultivo artístico de bonsáis que sigue pleno y lleno de vida en esta segunda década del siglo XXI.

Bonsái o “cultivar en bandeja” es, entonces, la técnica básica que utilizaban los antiguos horticultores orientales para recrear distintos tipos de árboles y plantas ornamentales a pequeña escala que imiten escenas de la naturaleza para uso y disfrute de los amantes de la belleza viva más natural.

Desde el punto de vista de la técnica del cultivo del bonsái, casi cualquier tipo de árbol, arbusto o planta podría servir para disfrutar de este tipo de árbol en miniatura, desde un majestuoso pino a un fragante limonero.

Tipos de bonsái

Una curiosidad sobre los bonsáis que quizá te sorprenda: aquí en Europa estamos acostumbrados a ver bonsáis chiquititos, de unos 30-40 centímetros, pero en Japón y en China podemos encontrar bonsáis mucho más pequeños de hasta 3 centímetros de altura y, también, gigantescos y preciosos bonsáis que pueden alcanzar los 2 metros largos de altura. Los bonsáis más pequeños, los que no superan los 8 centímetros de altura se denominan “Keshitsubo”, los bonsáis más comunes, los que tienen entre 15 y 20 centímetros de altura reciben el nombre de “Komono” y los ejemplares de bonsái gigante se denominan “Imperial”.

 

Cómo cultivar un bonsái

Los aficionados a este árbol en miniatura, dicen que el cultivo de bonsái es más que una tarea de jardinería sino un auténtico arte. Y algo de razón sí que tienen porque cuidar este diminuto prodigio de la naturaleza exige no sólo paciencia y conocimientos, sino destreza, tiempo y, por supuesto, grandes dosis de amor por belleza de la naturaleza.

Lo primero que tenemos que saber sobre el cuidado de un bonsái es que su hábitat natural es el exterior: el balcón, la terraza, el huerto o el jardín. El bonsái vive mejor y más años cuando disfruta del aire libre, pero atención, depende de las especies, pero en general este árbol en miniatura no tolera nada bien las heladas y las temperaturas extremas, por lo que a veces será necesario que pase la noche dentro de casa o en un invernadero de exterior.

 

Algunos consejos básicos para cultivar y cuidar un bonsái:

– Siembra. Si quieres cultivar un bonsái desde la primera etapa de su vida, desde que es una pequeña semilla ten en cuenta que tendrás que esperar entre dos y tres años para poder trabajar con tu pequeña creación. Si aún así te apetece probar la experiencia recuerda plantar las semillas en otoño o principios del invierno.

– Terreno. La tierra del bonsái tiene que tener dos características básicas: tiene que ser nutritiva y suficientemente suelta como para que no se acumule el agua de riego. Una excelente idea es colocar una fina capa de gravilla que ayude a oxigenar las raíces del bonsái y facilite el drenaje del agua.

 Los expertos en cultivar bonsáis recomiendan que se abonen  las plantas al menos una vez al año, normalmente al final de la primavera. Para el abono puedes utilizar productos comercializados especiales para bonsáis o, más barato, ese compost casero que ya te hemos enseñado a hacer aquí, en el blog de Maquinaria de Jardinería.net.

 – Riego. El riego y la poda son las tareas más importantes del cuidado del bonsái. Depende del tipo y especie del árbol en miniatura y, también, de la calidad del agua, del clima en que vivas, etc., pero ten presente que un bonsái sólo se tiene que regar cuando la tierra de la maceta parezca seca. Un método sencillo de comprobarlo es tocar la tierra y comprobar que no se nos queda ningún grano pegado a los dedos.

– Temperatura. La temperatura idónea para un bonsái no existe o, al menos, no se puede generalizar para todos los tipos de bonsái que existen. De todas formas, y como regla general, podríamos decir que la temperatura templada es adecuada para muchas de las especies de bonsáis que podemos adquirir y cultivar en nuestro huerto o jardín.

 

Herramientas básicas para cultivar y cuidar bonsáis

Como cada día está más de moda cultivar bonsáis, los precios de las herramientas especiales son cada día más altos, especialmente si te decides por adquirir herramientas fabricadas en Japón. Si te estás iniciando en el cultivo del bonsái, nuestro consejo es que no inviertas un dineral en herramientas especiales, sino que te equipes con lo básico y, si te gusta la experiencia, vayas poco a poco mejorando tu kit de herramientas para bonsáis.

Cómo cuidar un bonsái

Las herramientas que necesitarás para empezar a cultivar y cuidar un bonsái serían las siguientes:

– Tijeras largas y puntiagudas para podar las ramitas pequeñas y medianas de forma precisa y sin cortar partes de la planta que no te interese tocar.

– Tijeras de defoliar para ocuparte de las pequeñas hojas secas de tu bonsái.

– Tijeras de poda tradicionales para podar ramas más gruesas. No hace falta que compres unas tijeras de poda especiales, las mismas herramientas que tienes para trabajar en el resto de especies de tu jardín te servirán perfectamente siempre y cuando las limpies y desinfectes bien antes de trabajar con tu jardín de bonsáis. Ya que sólo vas a invertir en una herramienta para jardín, te recomendamos que elijas una tijera de poda de batería ya que te ofrecerá autonomía de trabajo sin cables y toda la ergonomía y la calidad de una herramienta de jardín de gama profesional.

– Gancho pequeño para airear la tierra y desenredar y controlar el crecimiento de las raíces.

– Tenacillas para trabajar con las sujeciones de alambre especial para bonsáis.

Regadera con un mango largo y fino.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo? ¿Te vas a animar a cultivar bonsáis en tu huerto o jardín? ¡Cuéntanos tu experiencia!