Los nuevos aficionados a la horticultura y la jardinería suelen hacerse preguntas como, por ejemplo, qué se cultiva en un huerto, cómo cultivar vegetales en casa, ideas para cultivar en casa, cómo comenzar un huerto casero o cómo preparar la tierra para una huerta. Por supuesto, todas estas dudas son muy importantes, pero ¿sabes qué? Lo principal para triunfar con tu huerto o jardín es aprender algunas claves básicas sobre el cuidado de tu huerto o jardín.

Sacar el máximo provecho a nuestro jardín, huerta o huerto urbano no es tan complicado, sólo necesitas aprender o recordar ciertos conceptos básicos sobre la tierra, el riego, las plagas… Unas claves que hemos resumido en siete y que hoy compartimos contigo aquí, en tu blog de jardinería favorito.

Cómo cuidar tu huerto: 7 claves

772375

  1. El suelo

Aunque no sepamos absolutamente nada de horticultura o de jardinería, “cae de cajón” que la tierra en la que vayamos a cultivar nuestros tomates, lechugas, plantas aromáticas o flores de mil colores tiene que tener unas características determinadas: la tierra tiene que tener ese color oscuro y ese aroma que nos recuerda al bosque, tiene que estar blandita al tacto no hecha de terrones secos como mojama, tiene que estar suficientemente hidratada, pero no encharcada, etc. Si la tierra de tu huerto tiene estas características, genial; si no las reúne siempre puedes enriquecer el suelo con compost casero (aquí un post con muchos consejos para producir tu compost casero), tierra orgánica comercial, etc.  Si quieres una máquina para trabajar tu suelo, evidentemente tienes que contar con alguna de las motoazadas que te podemos suministrar en nuestra tienda online.

tierra huerto

 

  1. El riego

Por muy buena calidad que tenga la tierra de tu jardín, por muy caras que sean las semillas o bulbos que hayas comprado, si no prestas especial atención al riego de tu huerto o jardín es muy probable que tus plantas crezcan poco y mal. En general, recuerda que debes regar el huerto entre dos y tres veces por semana durante el otoño y el invierno y diariamente durante los meses de primavera y verano. El agua debe ser de buena calidad y si proviene de un pozo artesiano… mejor que mejor (¿Ha llegado la hora de invertir entre las motobombas baratas de garantías que te ofrece el mercado?)

 

  1. Las malas hierbas

Algunos recién llegados al mundo del huerto y jardín tienden a arrancar cualquier hierba que no hayan plantado ellos mismos; craso error. Cuando prepares el terreno para la siembra y te encuentres con malas hierbas útiles trasplántalas y colócalas en un rinconcito donde no te molesten, quizás más adelante te sean útiles. ¿En qué malas plantas tienes que fijarte especialmente? En las ortigas, la planta de alfalfa, las acederas, la manzanilla silvestre, etc.

  1. Los cultivos

Una vez hemos trabajado con desbrozadoras el terreno y preparado el suelo del huerto para sembrar llega la pregunta del millón: ¿qué podemos plantar? Nuestro primer consejo es que cultives las verduras y hortalizas que más os gusten en casa, no hay nada más satisfactorio que salir a recoger esas judías verdes, lechugas y tomatitos y alegrar el menú familiar con auténticos manjares ecológicos.

cultivar verduras ecológicas

 

  1. Las plagas y los insectos

Una pesadilla que comparten los horticultores profesionales y los recién llegados al apasionante mundo del huerto y jardín es pequeña, pero muy dañina: las dichosas plagas. Cuatro consejos:

Trabaja con tu sulfadora los cultivos periódicamente detectes o no la presencia de plagas.

Utiliza una aspiradora de agua  para eliminar el exceso de este líquido en la tierra, el caldo de cultivo preferido de los hongos.

– Revisa a menudo los cultivos y poda cualquier parte de las plantas con aspecto sospechoso. Si quieres hacerlo todo más fácil utiliza tijeras de podar eléctricas, recuerda lavarlas, desinfectarlas y secarlas muy bien antes de guardarlas.

Cultiva hierbas y plantas que repelan a los insectos. Por ejemplo, las cebollas o los ajos desprenden un aroma que no gusta nada a nuestros pequeños enemigos y, además, harán las delicias de tus ensaladas ecológicas. Otras plantas perfectas para repeler plagas serían la menta, la lavanda y el ingrediente mágico de los mojitos: el cilantro.

  1. El cuidado diario

Uno de los problemas que tenemos si cuidamos nuestro huerto o jardín sólo durante los fines de semana es que pueden surgir problemas que no detectamos a tiempo. Si realmente quieres tener un huerto, vas a tener que dedicarle una buena parte de tu tiempo libre, visitarlo al menos una vez cada dos días, revisar el estado de cada planta, regar o revisar el riego automático, vigilar que las plantas delicadas no estén recibiendo un exceso de luz solar, etc. No todo el mundo dispone de tiempo suficiente como para cuidar bien su huerto o jardín, ¿una solución? Crear un pequeño huerto urbano en macetas; así tendrás tu propio jardín en la terraza o el balcón y podrás echarle un ojito al menos una vez al día.

cultivar en macetas

 

  1. Las herramientas básicas para tu huerto o jardín

¿Sabes cuál es el secreto de los grandes jardineros y horticultores? Que tienen las mejores herramientas para cada tarea que realizan.

Para cuidar tu huerto o jardín de forma casi profesional no necesitas demasiadas herramientas, pero sí algunas básicas que sean ligeras, resistentes, de buena calidad y sencillas de usar y de mantener. Pulsa aquí, cuéntanos tu proyecto de huerto o jardín y nuestros expertos te aconsejarán sobre las mejores herramientas que puedes adquirir para que no te falte de nada sin gastar una fortuna.

 

 

herramientas para el huerto

Herbs and garden tools

Deja tu comentario